En el SEMTA formamos líderes cristianos que honran y sirven a Dios, mientras proclaman el Evangelio, expanden el Reino y transforman el entorno.